No necesitas...

sábado, 24 de marzo de 2007

 

La habitación de Van Gogh

No necesitas abandonar
tu habitación...
Quédate sentado ante tu
mesa y escucha.
Ni siquiera escuches,
simplemente aguarda.
Ni siquiera aguares.
Permanece inmóvil y solitario.
El mundo se te brindará
libremente para que lo
desenmascares.
No tiene otra opción.
Rodará extasiado a tus pies.

Frank Kafka (1883-1924)