Cantando un sueño

sábado, 21 de julio de 2007

 

A veces me pregunto si estoy herido,
por algo que me duele o me ha dolido
y si algo se me pierde o está perdido,
en cosas que estoy siendo o en las que he sido.

Y entonces me respondo que las heridas
son condecoraciones muy escondidas
y si he perdido cosas en la partida,
estoy sumando historias para la vida.

Por eso empiezo el día
cantando un sueño,
la luz de la alegría
no tiene dueño.

A veces me pregunto si me he olvidado,
de todos los olvidos que me han dejado
y si ha quedado el árbol muy desgajado,
con pájaros de arena y amor gastado.

Y entonces me respondo que los olvidos
son faros que en la sangre llevo encendidos
y el árbol generoso no está perdido,
le brotan los gorriones que siempre han sido.

Hamlet Lima Quintana