Último poema

sábado, 26 de enero de 2008

 



No hay prisa,

deja que pasen estos días,

deja que pasen estos años

y entretanto

agradece el regalo de la luz

de diciembre,

tan discreto

y transparente.


Deja que pasen estos años,

son pocos,

se paciente

y espera con la seguridad

de que con ellos

haya pasado

definitivamente

todo.

Ángel González