Textos sobre EL Guernica

jueves, 22 de febrero de 2007

 


La victoria de Guernica
(Fragmento)

No el sol, sino la súbita bombilla pálida ilumina / la artificial materia de la muerte. // El espacio infinito de una sola agonía, / las repentinas formas rotas / en mil pedazos de vida violenta /sobre la superficie lívida del gris. // No el sol, sino la pálida / bombilla eléctrica del frío / horror que hizo nacer / el gris coagulado de Guernica. // Nadie puede tender sobre tal sueño /el manto de la noche, / callar tal grito, / tal lámpara extinguir / que alumbra / la explosión de la muerte interminable, / la cámara interior donde no puede / reposar ni morir en el gris de Guernica / la memoria.
Paul Eluard
*********

El Guernica posee una coherencia premeditada y profunda. Es un objeto poético de precisión, perfectamente elaborado con arreglo a un determinado fin, constituyendo una fórmula de conciliación entre dos exigencias divergentes: una, la voluntad de realizar un acto mágico en contra del franquismo y en favor de la defensa de Madrid y del triunfo de la República; otra, la necesidad de que dicho acto permanezca solapado con objeto de que la contemplación del cuadro produzca en cada individuo la emoción más intensa posible. Hay que tener presente que, sin que de ello se aperciba, el psiquismo profundo de cada espectador es requerido por el Guernica que le habla en el mismo lenguaje imaginativo en que le hablan a cada cual sus propios sueños, de manera que en la práctica cada cual contribuya con su descarga emotiva al fraguado del acto mágico allí descrito.
José Bergamín

*********

Mujer llorando

En un rectángulo blanco y negro como éste, en el que ante nosotros aparece la antigua tragedia, Picasso nos envía el anuncio de nuestra aflicción: todo lo que amamos va a morir y por ese motivo era necesario hasta este extremo que todo lo que amamos encarnara en algo inolvidablemente hermoso, como las efusiones de una última despedida.
Rafael Alberti